Programa

Hogares Sustitutos

¿QUÉ ES?

Es una familia que voluntariamente brinda cuidado, protección, crianza positiva y la promoción del bienestar social de niñas, niños y adolescentes, cuando por diversas circunstancias, no pueden vivir o no es conveniente que vivan con su familia de origen, esto por un tiempo limitado hasta que se pueda asegurar una opción permanente con la familia de origen, extensa o adoptiva.

OBJETIVO

Garantizar su derecho a vivir en familia, brindando la oportunidad a estos niños, niñas o adolescentes, de ser recibidos por una familia de acogida que les ofrezca un ambiente familiar acorde con sus necesidades afectivas y formativas, en tanto se reincorporan a su familia.

¿QUIÉNES NECESITAN UN HOGAR SUSTITUTO?

Niñas, niños y adolescentes sin cuidado parental o familiar, que están bajo la guarda y custodia del Estado porque han tenido que ser separados de sus padres. Han sufrido malos tratos o abusos, abandono o maltrato físico o emocional y visto desatendidas sus necesidades vitales.

REQUISITOS

Los Hogares Sustitutos son colaboradores y corresponsables con el Estado en la atención a niñas, niños y adolescentes. Se buscan familias que ofrezcan estabilidad, afecto y apoyo, en un entorno social favorable, con tiempo disponible para su crianza y aptitud para la transmisión de valores que sirvan a su desarrollo.
Cualquier familia puede ser Hogar Sustituto pero no cualquier familia puede acoger a cualquier niña, niño y adolescente. Hay que tener en cuenta cuestiones como la edad, la presencia de hermanos, necesidades especiales, lugar de residencia, etc.

DIFERENCIAS CON LA ADOPCIÓN

El niño, niña o adolescente conserva sus apellidos.
No se rompe el vínculo familiar.
Se trata de una medida temporal hasta que desaparezca la causa que originó la desprotección del niño, niña o adolescente y la separación de su familia de origen.